martes, 3 de noviembre de 2015

Murales para decorar paredes

A la hora de decorar habitaciones, muchas veces nos ocurre que terminamos de hacer realidad la idea que nos habíamos hecho en la cabeza, y casi siempre queda alguna zona un poco más vacía o sosa que el resto.Para ello, está un recurso que casi siempre termina con éxito, son los murales de pared, sobre todo a la hora de decorar habitaciones infantiles.

Podemos contratar a decoradores especialistas en ello, pero como normalmente es algo bastante costoso,podemos aventurarnos a hacerlo nosotros mismos con un poco de paciencia y mucho cariño!

Este mural es el que nosotros escogimos para llenar una de las paredes de la habitación de nuestra hija, aunque a decir verdad estaba incluido en el diseño desde el principio.Nos gustó porque cuanto más grande, quedaba más bonito, y nos interesaba llenar toda la pared.
Resulta bastante fácil hacerlo; primero dibujamos la silueta en la pared con tiza, porque si te equivocas puede eliminarse fácilmente con un trapo húmedo. Luego dependiendo de vuestra habilidad, puede ser útil utilizar cinta de carrocero para delimitar las áreas a pintar , en nuestro caso nos fue de mucha ayuda.


LAS CASITAS...otro mural muy resultón y que ahora son tendencia en todos sus colores y tamaños, y quedan muy bien en una habitación de juegos, o para delimitar una zona como puede ser el lugar en el que vamos a ubicar una cuna, una cama etc...



ESTRELLAS...Otra opción muy sencilla y relajante. En estas fotografías son vinilos adhesivos, pero si nos decantamos por la pintura, podemos utilizar una plantilla hecha por nosotros para que sean perfectas, y pintarlas del color que queramos; rosas, azules y grises son las más resultonas, y si escogemos un único color para todas ellas que coincida con algún complemento textil como puede ser un cojín o colcha, la estancia quedará perfectamente combinada.



El MAPAMUNDI es otro mural muy divertido...además resulta educativo, ya que los niños pueden situar visualmente los distintos continentes y océanos, y es una buena opción para el caso de un cuarto compartido por un niño y una niña.Quizás es un poco más complicado porque tiene líneas con mucho detalle, pero también podría personalizarse, haciendo las siluetas más sencillas.


Por último, una buena idea es integrar complementos de decoración en el mural. En este caso unas casitas de madera reposan sobre los árboles, o un koala descansa sobre una balda en la pared.



Lo bueno de los murales es que llegado el momento en el que nos hemos cansado de verlos , pintamos la pared nuevamente y listo!

Y tú, ¿Con cuál te quedas ?

No hay comentarios:

Publicar un comentario